Diversidad sexual, salud, derechos.

Aquí encontrarás los textos de un apasionado por los derechos sexuales y reproductivos, la diversidad sexual, la salud y el desarrollo en México, América Latina y el mundo.


Belice, uno de los países más homofóbicos del continente

Marzo 2014

En los últimos meses, varios medios de comunicación han cubierto los giros conservadores que afectan los derechos de las personas LGBT en Rusia, Uganda y Nigeria, sin embargo casi nadie habla de nuestro vecino del sur. A tan sólo 15 minutos de Chetumal, capital de Quintana Roo, la situación para gays, lesbianas y trans es muy diferente a lo que se vive en México.

Al igual que varias antiguas colonias inglesas del Caribe, Belice heredó una ley anti-sodomía que data del siglo XIX y que menciona que la homosexualidad puede ser castigada hasta con 10 años de prisión. Diversas organizaciones de la sociedad civil han promovido cambios con las autoridades, sin embargo el ambiente social parece estar volviéndose más y más conservador.

Recientemente se dio una ola de homofobia en las calles y en los medios a raíz de que el Parlamento aprobó la “Política de Género” que menciona en un apartado a la diversidad sexual. Por ese simple hecho, hubo manifestaciones en varias ciudades donde hubo quemas simbólicas de las ONGs promotoras de esas menciones. Además, en el 2013 la asociación UNIBAM presentó una queja en la Suprema Corte en la que busca que se elimine el delito de sodomía, sin embargo, debido a la coyuntura política que se vive en Belice, no ha habido ningún avance en el máximo órgano judicial del país. 

Por si fuera poco, más de la mitad de las escuelas del país pertenecen a diferentes iglesias cristianas, las cuales recientemente han prohibido todo tipo de educación sexual debido a la influencia que grupos conservadores de Estados Unidos han ejercido en la política local. Además, es importante mencionar que aunque el país tiene una población pequeña (aproximadamente 330 mil habitantes) tiene una de las prevalencias de VIH más altas de la región ya que se calcula que 1 de cada 50 personas podría estar viviendo con el virus.   

Todo lo anterior muestra un panorama no muy alentador para la nación centro-americana, sin embargo la presión que existe a nivel internacional y desde la ONU para que más países reconozcan los derechos de las personas LGBT, podrían servir para que el gobierno beliceño reconsidere su posición.

A pesar de que Belice es uno de los países que comparten frontera con México, el gobierno y la sociedad civil pocas veces han buscado un verdadero acercamiento bilateral, mucho menos aun cuando se trata de derechos humanos. Es fundamental que tanto nuestro país así como otras instituciones, incluyendo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) hagan presión para que la homosexualidad sea despenalizada en todo el continente americano, incluyendo a Belice, Guyana y otras naciones caribeñas.      

La mitad de los estados en México han reconocido el derecho de las personas del mismo sexo a contraer matrimonio, siguiendo la resolución de la Suprema Corte. (Infográfico elaborado por el abogado Alex Alí Méndez). 

La mitad de los estados en México han reconocido el derecho de las personas del mismo sexo a contraer matrimonio, siguiendo la resolución de la Suprema Corte. (Infográfico elaborado por el abogado Alex Alí Méndez). 

Un mal año para las mujeres en México

Marzo de 2014

El caso de Yakiri Rubio, acusada de asesinar a su violador, es sólo la punta del iceberg de todas las injusticias que se cometieron este año en México en contra de las mujeres: Una decena de mujeres parieron en el piso de hospitales ante la falta de servicios adecuados; decenas de mujeres están presas acusadas de interrumpir sus embarazos, varias de ellas a pesar de haber abortado involuntariamente; los feminicidios han repuntado en entidades como Guanajuato, Nuevo León y Estado de México; la representación política sigue siendo limitada ya que ningún estado es gobernado por mujeres y sólo 6% de los municipios tienen una alcaldesa, entre otros asuntos.

El 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de las Mujeres que en los últimos años, varios medios de comunicación han convertido en un día similar al día de las madres, en el que se felicita a las mujeres e incluso se les regalan cosas. Sin embargo, varias organizaciones han tratado de revindicar el día que originalmente es de lucha y protesta ya que en su origen se conmemoró para visibilizar las diferencias de las malas condiciones y bajos salarios de las mujeres trabajadoras.

No cabe duda que en México ha habido avances en la creación de normas y leyes que buscan proteger los derechos de las mujeres, sin embargo la aplicación de estas ha sido limitada. Además, ha habido muy pocos esfuerzos por luchar contra una mentalidad machista que sigue arraigada en nuestra sociedad y que normaliza la violencia contra las mujeres así como el trato desigual hacia ellas en diferentes esferas sociales que van desde el hogar, la escuela, el trabajo y hasta la política. 

Uno de los temas pendientes es el acceso de las mujeres al disfrute de su salud sexual y reproductiva: existen 18 estados que prohíben la interrupción del embarazo bajo cualquier circunstancia; la educación sexual y el acceso a anticonceptivos para chicas adolescentes siguen siendo limitados; la actividad sexual de las mujeres no-casadas sigue siendo estigmatizada por la Iglesia Católica y otros sectores sociales; parejas de mujeres lesbianas no tienen posibilidad de formar una familia que sea reconocida legalmente, y la lista sigue.

En el año 2000 se crearon los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio. El tercero de ellos es “Promover la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres” cuyos indicadores están relacionados con la equidad del número de niños y niñas en la educación básica, el nivel salarial equitativo de las mujeres con el de los hombres en los empleos y por último, la equidad en los asientos de los congresos o parlamentos de los países. En México, el primer indicador en educación va por buen camino, no así el segundo. La reciente reforma política permitirá, en teoría, alcanzar el tercero al buscar la paridad entre hombres y mujeres en el Congreso, lo cual no significa que a nivel estatal o municipal, la equidad vaya a mejorar.    

Es necesario que instituciones como la SEDESOL, el débil Instituto Nacional de las Mujeres o los DIF se fortalezcan para lograr cambios estructurales en lugar de dar meramente asistencia cuando alguna mujer llega golpeada, víctima de la violencia familiar. La educación básica debe promover la equidad de género y la educación en sexualidad. Los medios deben dejar de difundir contenido sexista y campañas comerciales discriminatorias. En fin, hay una larga lista de acciones por realizar y esto es lo que hay que recordar cada 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres.  


Las lecciones sobre Sochi 2014 y los derechos LGBT

Febrero 2014

Los Juegos Olímpicos de invierno ya casi terminan y con ello, la enorme controversia sobre la represión a la expresión de las personas LGBT en ese país. Sin embargo no hay que olvidar que a pesar de que el próximo Mundial de Fútbol y las próximas Olimpiadas de verano se llevarán a cabo en Brasil – considerado por algunos medios como uno de los países más gays del planeta- la Copa Mundial del 2018 se llevará a cabo también en Rusia y la del 2022 en otro de los países más homófobos del mundo: Qatar.

A pesar de la presión internacional, no hay muchas posibilidades de que países con leyes tan conservadoras como Rusia y Qatar vayan a cambiar y a la FIFA, la represión hacia grupos LGBT será algo que probablemente le tenga sin cuidado. Pero los gays no son las únicas víctimas de esos gobiernos: los medios de comunicación han tendido a estar más limitados, la oposición política es cada vez más perseguida y los derechos de las minorías étnicas son violados constantemente, de acuerdo a Amnistía Internacional.[1]

En Qatar se han documentado más de 500 muertes de trabajadores de la construcción de origen Indio y Nepalí en los últimos meses. Los trabajadores extranjeros no tienen prácticamente ningún derecho social en la nación árabe.[2] Situación similar se dio en Rusia con los migrantes de países de Asia Central que construyeron las instalaciones olímpicas de Sochi. [3]

Los siguientes juegos olímpicos de invierno serán en Pyeongchang, Corea del Sur en 2018 y los de verano en Tokio en el 2020, dos ciudades asiáticas donde si bien no ha habido muchos avances en materia de derechos de las personas LGBT, tampoco hay violaciones sistemáticas a los derechos humanos en general.

La presión de las organizaciones y coaliciones LGBT ha tenido efectos poco vistos en años anteriores y sin duda, en el futuro constituirá una barrera para la realización de eventos, ya sea deportivos o de otra índole, en países con regímenes autoritarios y con discriminación institucionalizada.

Además del rechazo internacional a la homofobia del gobierno ruso, esta semana se sumaron los pronunciamientos en contra de la posible firma de la Ley Anti-homosexuales en Uganda, que condenaría a las personas LGBT a prisión de por vida. El gobierno de E.U.A, la Unión Europea y la ONU solicitaron al presidente Yoweri Museveni que ejerza el veto a la ley que fue aprobada por el Congreso  Ugandés hace unas semanas.[4]




El Vaticano y su difícil encrucijada

Febrero 2014

Tres importantes acontecimientos han puesto al Vaticano en el ojo del huracán a nivel mundial en los últimos días: las recomendaciones de la ONU sobre los casos de abuso sexual, la presentación de los resultados de la encuesta mundial católica “La voz del pueblo” y la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII.

El Comité de los Derechos de los Niños de las Naciones Unidas reprobó la actuación del Vaticano ante las decenas de miles de casos de abuso sexual que se han reportado por parte de sacerdotes en todo el mundo[1]. Este reporte se da en un contexto particular ya que pocas veces se ha puesto a consideración las violaciones de las acciones de un país en territorios de otros países de no ser en guerras. Es decir, no se analizó las acciones del Vaticano dentro de su territorio sino en decenas de países donde tienen representación y no actuó conforme a sus leyes.   

Cabe mencionar que el Vaticano, con su estatus de observador en la ONU, constantemente ha promovido posiciones ultra-conservadoras en materia de planificación familiar, educación sexual, derechos de las mujeres y los homosexuales. Sin embargo, a pesar de su constante actividad dentro de las Naciones Unidas, nunca se había puesto al Vaticano como foco de escrutinio.

A pesar de que la Iglesia Católica Romana sigue enarbolando algunas causas conservadoras desde su cúpula, los resultados de la encuesta realizada por Bendixen & Amandi International mostró las diferencias radicales entre las y los fieles en un país a otro. Por ejemplo, mientras que en España y Francia un 80% de católicos considera que la iglesia debería reconocer a las personas que se divorcian y se vuelven a casar, en Uganda y Congo son un 80% los que se oponen.

Además, en casi todos los países con mayoría católica fuera de África, casi un 90% de personas apoya el uso de anticonceptivos y una ligera mayoría apoya la despenalización del aborto en algunas circunstancias.[2] En el caso del matrimonio entre personas del mismo sexo, sigue siendo una minoría de católicos quienes lo apoyan a excepción de Estados Unidos y España donde más de la mitad de creyentes están a favor de las uniones gays.

Por otro lado, el 27 de abril se estableció como la fecha en que los papas Juan Pablo II y Juan XXIII serán hechos santos.  La organización mexicana Católicas por el Derecho a Decidir[3] ha cuestionado la canonización de Juan Pablo II debido a los escándalos en que se vio envueltos, particularmente alrededor de la pederastia pero también en otros temas como desvío de recursos, protección a regímenes militares dictatoriales, entre otros temas que ponen en duda “su santidad”.[4]

Existe un movimiento mundial de la sociedad civil llamado “See change” o veamos un cambio que exige que el Vaticano deje de ser considerado observador en la ONU ya que básicamente se le ha permitido a una religión inmiscuirse en los asuntos internacionales pero otras religiones no tienen esa posibilidad[5]. Dicho movimiento ha ganado fuerza a raíz de todos los asuntos mencionados, sin embargo la alta jerarquía católica sigue resistiéndose a cualquier tipo de cambio.

Aunque muchos analistas han visto con buenos ojos las palabras del papa Francisco I, no se han visto acciones contundentes que serán las que quizás puedan indicar que realmente se está cambiando y modernizando la Iglesia.    



#Sochi2014

#Sochi2014

El Consejo Nacional de Población y sus campañas de prevención.

Enero 2014

El Consejo Nacional de Población (CONAPO), órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación, lanzó una nueva campaña de prevención al embarazo adolescente llamada “La responsabilidad es tuya. Infórmate, es tu derecho” dirigida a adolescentes[1].  En la campaña se muestran imágenes de jóvenes diversos hablando sobre la importancia de informarse y protegerse de embarazos no deseados ante una sexualidad latente.

Dicha campaña es uno de los pocos esfuerzos a gran escala que se han realizado en los últimos años para detener los embarazos en la adolescencia, que de acuerdo al Fondo de las Naciones Unidas para la Población (UNFPA), han seguido en aumento a pesar de que hay una mayor disponibilidad de servicios e información en México.[2] 

Meses antes de que se terminara el sexenio de Felipe Calderón, el CONAPO había lanzado otra campaña para adolescentes titulada “Un condón es más confiable que el destino”[3] la cual fue víctima de ataques por parte de la Iglesia Católica y sectores conservadores por supuestamente alentar a los adolescentes a tener relaciones sexuales. Ambas campañas representan el resurgimiento de los programas de población después de casi dos sexenios en que la salud reproductiva dejó de ser prioridad para los gobiernos panistas.

Los Consejos de Población fueron creados en la década de los 70, cuando se buscaba frenar el gran aumento de la población en México debido a la alta tasa de fecundidad y a la mejora de servicios de salud, sin embargo en varios escenarios habían ido perdiendo relevancia. Con la llegada de Vicente Fox al poder en el año 2000, la intensidad de las acciones de promoción de la prevención del embarazo disminuyó considerablemente a pesar de que el entonces Secretario de Salud, Dr. Julio Frenk tratara de impulsar las políticas de salud sexual y reproductiva.[4]

Si bien la Secretaría de Salud es la encargada de dar servicios relacionados con la anticoncepción y también de promover la salud, la verdad es que hace muchos años que no se ven acciones mediáticas con la intensidad de lo que está haciendo el CONAPO. Uno de los pendientes de la actual secretaria de salud, la Dra. Mercedes Juan, es reactivar la emergencia de los programas dirigidos a adolescentes.

Por otro lado, existen varios estados como Quintana Roo y Puebla donde, ante la reestructuración de la administración pública y los recortes presupuestales, se ha reducido el personal y las capacidades de los Consejos Estatales de Población (COESPO) lo cual es una muestra del desdén que varios gobiernos muestran hacia las acciones relacionadas a la salud sexual y reproductiva.

Es necesario que se implementen no sólo campañas de información sino programas de educación sexual integral en las escuelas así como servicios amigables para adolescentes si realmente se quiere reducir la cantidad de embarazos entre adolescentes en el país. Habrá que ver si en los 5 años que restan de este sexenio, se puede recuperar el tiempo perdido.



La campaña del Consejo Nacional de Población para prevenir embarazos adolescentes.